lunes, 1 de abril de 2013

Cuidado con tus "escraches"

De jovencito, sufrí el "escrache" de unos hijos de puta. Venían a la puerta de mi casa "pacificamente" en protesta por la decisión de defender a un amigo muy macarra y muy hijo puta... (pero amigo...) en clase de ética.
Siempre putos progres gilipollas, hijos de funcionarios, maestrillos y comerciales que en los setenta se fumaron un porro y bailaron un twist... Repugnante! La escoria imperdonable de nuestra sociedad.
El problema del tan lamentable, "cool", "hippierrevolucionario" y actual escrache es que te puede salir mal, como a los chavales que me acosaron durante casi dos semanas a mí y a los míos.
Y sí, un día, al salir a buscar a mis colegas de la plaza, pillé de la coleta perrofláutica al cabecilla de tan prematuro escrache y le rompí la puta cara contra una farola y mientras caía al suelo, le pegué una patada en el estómago.
El escrache desapareció al día siguiente, pero yo, que ya en ese tiempo podía sentir mi fuego interior, fui a buscar a los "secundarios" artistas del escrache que acompañaban al puto pelos... Mi escrache iba a ser diferente y quería borrar de sus mentes enfermizas y mafiosas mi puta cara...
Entré en mitad de un partido fútbol y me fui hacia el medio centro creador de juego para partirle la cara. También fui a la guarida "scout" de otro hijo de perra (éste, además, insultaba al ver que yo salía de casa...) donde tocaban Nirvana, fumaban petas y bebían birra y después de darle un puntapié en el culo al subnormal y abofetearle, oriné en sus discos y demás fetiches "anarcopijos"...
Así, uno por uno, siguen volviéndome la cara al visitar Zaragoza de manera muy ocasional.

Ellos saben de lo que era (soy) capaz...

Ir a una casa de forma pacífica, justificada y moralmente cargado de razón para protestar, avergonzar y abuchear, me parece lo más bajo a lo que puede llegar un ser humano. Me da asco, rubor, y es un claro síntoma de cobardía. Las casas están para descansar, vivir en familia o para que te echen a tomar por el culo de allí si no pagas tus facturas.
Siempre se han reído de mí por no querer comprar una casa, antes, mucho más que ahora, pero viví sin complejos, pues mis padres, tampoco la pudieron comprar para darnos de comer... Viene de familia.
El escrache, es un dislate antidemocrático, una papanatada estéril sin ningún tipo de valor y dice mucho de nuestra sociedad, que al igual que una veleta gira intentando buscar el Norte con el anhelo de encontrar la salida a una de las más viejas luchas a la que se enfrenta la humanidad, ricos contra pobres y pobres contra ricos.
El escrache es cruel, como fui yo con aquellos chiquillos, es vulgar, chabacano, hortera y muy pillo. Es un torrente de solidaridad que se va por el water, me ruboriza y me sabe a los setenta, a rancio.

Si vienes a mi casa, más te vale que vengas a tomar café y tengas invitación, porque hazme caso, cuidado con tus "escraches"...


12 comentarios:

Tripi dijo...

Bueno, bueno, bueno, ¿qué ven mis ojos? un nuevo post de M.M.

Y van dos en quince días¡¡¡

Ooooooooooooooooooooooooole.

Ooooooooooooooooooooooooooooooooole.

Así me gusta, a todo trapo, socabrón¡¡¡

En fin, al grano.

Tengo que darte la razón, y no porque quiera darte la razón -prefiero hacerte la contraria- sino por algo tan simple como que el escrache, según he oído por ahí, se inventó en Argentina, cuna madre de tarados y prostitutas, hazmerreír y verguenza de sudamérica, vomitorio del cono sur. Y que yo sepa y exceptuando a Messi, en Argentina sólo han creado y exportado mierda, basura y psicoanalistas más zumbados que sus pacientes.

Esteeeeeeeeeeeeee.

Esteeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee.

A tomar por el culo el ésteeeeeeeeeeeeeeeeeeeee.

"burdo, avaricioso, rancio, antropófago, ratero y mentiroso..." dioooooosss, qué bien suena todo eso así en cascada.

Seguimos.

En cuanto a la cuestión de fondo que planteas (siempre me pierdo en la superficie, ostia), la del escrache o acoso a políticos, prefiero mantener una postura pasiva, es decir, mirar los toros desde la barrera. No estoy de acuerdo con esa fórmula de protesta -más allá de que provenga del psiquiátrico Argentino-, pero tampoco movería un dedo para sacar las castañas del fuego a algún político escrachado. En otras palabras, si una vez presencio un escracheo (deduzco que debe de decirse así, aunque no estoy seguro) a, por ejemplo, el concejal de cultura de mi Ayuntamiento, no participaré, sino que me liaré un porrito, me sentaré en un banco y procuraré disfrutar del espectáculo.

Lo dicho.

Actitud contemplativa.

Rollo zen.

Un saludo, puto moraco¡

Ps.- Según mis cálculos, tu próximo post para finales de abril, ¿oy?

Angel dijo...

Mr. M...
hay gente que lo merece...yo trabajo enfrente de la residencia del ¿señor? Mas y cada día cuando cruzo la calle murmuro "aquí vive un hijoputa"...pero siempre tiene dos o tres seguratas que vigilan a todo el que pasa por la calle...
que quiere que le diga mi admirado Mr.M, yo creo que ese tipo merece que entremos en su casa y le quememos la casa y que se pague otra con lo mucho que gana y lo mucho que tiene evadido.

Tripi dijo...

Por cierto, de lo que flipo es de lo que contó your bro relativo a que el jueves santo saliste como cófrade de la cofradía de exaltación a la santa cruz de Zaragoza.

Manda cojones, el M.M. con capirote, lo que me quedaba por ver, diosss.

¿Tienes alguna foto?

Mr. Lombreeze dijo...

Como dice Homer "En teoría funciona hasta el comunismo". Y con los escraches pasa lo mismo. Teóricamente encuentro la medida de presión éticamente aceptable (no me parece una bajeza como a ti porque me parece bien ser cruel con la gente que ha sido cruel) pero creo que es casi imposible llevar a la práctica un escrache sin cometer injusticias porque el escrachista se erige como juez, jurado y verdugo, así que mi veredicto es: no a los escraches contra representantes políticos elegidos democráticamente. Tienen un tufillo mafioso que me desagrada, son como un linchamiento sin violencia física. Creo que el escrachista, en realidad, está tirando la toalla y minando la fe en la Democracia. Si a todos nos indignó (y los jueces nos dieron la razón) lo de El Cobrador del Frac, ¿por qué ahora se aplauden los escraches?.
Prefiero a Escriche.

@Angel, es que el día que entremos a quemar las casas con los señores dentro.., entonces igual me apunto.

fiona dijo...

Joder, y yo que me acabo de enterar de lo que es un escrache...estoy al día.

Pues no sé, habrá gente que se merezca el porculo diario a la puerta de casa, aunque yo no iría nunca a darlo...pero por defender a un amigo en clase de ética????? Estamos hablando de chiquillos de instituto?? Flipo.

A veces una buena hostia a tiempo...

1besico!

David dijo...

mmm...pues yo no lo tengo tan claro ni como tú, ni como tu hermano. Porque te leo y sí, me convence en parte lo que dices, pero leo a Miguel Sánchez Ostiz en "A favor de los "escraches" y también me convence.
Pero a mí lo del "escrache" no me convence... estaría más por destituciones, juicios, e instrumentos para controlar los desmanes que una manifestación pública en la casa de alguien. ¿Haces lo que te da la gana jodiendo al pueblo para enriquecerte y no te pasa nada porque te han elegido democráticamente? No. Eso no es democracia, tampoco.
Al final voy a coincidir con la postura de Tripi (es lo que haría, además; soy así de pasivo).
Un saludo.

Mr. Lombreeze dijo...

Ya, ¿y quién es el sabio que asegura que el objetivo de un escrache es justo?. La turba acabará haciendo escraches en casa de Mou por no alinear a Benzemá. Lo de que "¿Haces lo que te da la gana jodiendo al pueblo para enriquecerte y no te pasa nada porque te han elegido democráticamente?" hay que demostrarlo en un juzgado. Las tertulias del bar no sirven como prueba. Me pasaron el artículo de Miguel Sánchez-Ostiz y me parece bastante pueril; su argumento principal es "y ellos más". A favor del escrache me convencerían más los argumentos de Vincenc Navarro.

Mr. Lombreeze dijo...

Obviamente el PP está manipulando los escraches de la PAH de una manera vergonzosa, pero ése es otro tema. Yo me estoy refiriendo todo el rato a la justificación del concepto teórico. Aunque recordemos que Cayo Lara, por ejemplo, ha manifestado no ser partidario de este recurso para el caso concreto de la PAH.

Míchel dijo...

También sufrí escarches en mi niñez, por la única razón de ser gordito y gustarme la música más que el deporte (quizás me los merecía).
Recuerdo oir las voces de los niños en mi casa desde la distancia y las de mis padres indignados. Siempre me la sudó.
Creo que si me pasara ahora -y me importara- haría igual que tú: patearles en vivo y en directo.
Pero no me gusta la violencia de ningún tipo. Ni la verbal ni la física. No me va el escarnio público del perroflauta ni la hostia bien dada del guardisiví.
Me va la inteligencia: creo que si se explican bien las cosas, todo el mundo es capaz de entenderlas. Ahora bien... quien coño nos las va a contar claritas???

David dijo...

Pues no sé quién es el sabio. ¿Tú? A mí siempre me has parecido un tío listo (no lo digo de coña; bueno, vale, un poco sí, pero sabes que te aprecio (jaja))
Si hacen escraches en casa de Mou porque no saca a Benzemá...pues mira, no sé, porque lo del furgol lo lleva la gente tan lejos que no sé ni cómo se ha hecho desde antes. A mí no me parece pueril lo que plantea Miguel Sánchez-Ostiz. Joder, Mr.Lombreeze, que es un goteo constante de corrupción, chapuzas y demás y viendo cómo está el panorama y cómo suele resolverse la cosa, pues que la gente proteste y tal como lo hacían los d la PAH no me parecía tan mal. No sé en qué informativo vi que otro escrache consistía en tocar la música de El Padrino de Rota para denunciar la corrupción en no sé dónde... Pues tampoco me parece tan mal.
Pero ya te digo que no lo tengo claro el tema y sin duda prefiero que se resuelva (que se resuelva, no que se disuelva) el tema en los juzgados y demás. Y respecto a la justificación del concepto teórico..
Jo! Ya sabes que después de ver tantos westerns, pues eso de tomarse la justicia por la mano...a mí me da por pensar en los hijos o familiares del capullo de turno...pero luego pienso también en la gente que... no sé... es una cosa que no tengo clara...
Lo que sí tengo claro es que "mis comillas" se demuestran en un juzgado y prescriben y aquí no dimite nadie o...qué sé yo...ya sabes que creo que menos en este tinglado que tú (igual porque ahora mismo..bah! qué más da)

Buen día para todos.

Tripi dijo...

David, HHHHHostiaaaaa, menudo rollazo has soltado, tío. ¿Sabes quién nos va a hacer un escrache a todos? el puto King Kong jun éste coreano con sus ojivas.

Tripi dijo...

Lombri: es que Cayo Lara estuvo -o intentó estar- en uno de esos actos y casi lo ostian. Otro que se quiso subir al carro.